El desafío ante el primer cambio de pañal de tu recién nacido

Como a todos los padres primerizos, el enfrentarte a tu primer cambio de pañal puede ser todo un desafío.

Entre la fragilidad de tu bebé recién nacido y tus movimientos aún torpes de no saber por dónde empezar, puedes encontrarte con cierto nerviosismo.

crema para rozaduras

Fuente: Bebes y Más | Cómo cambiar el pañal al bebé

Es totalmente normal que, cuando te enfrentas a tu primer pañal sin el auxilio de nadie, te llegues a liar un poco aún cuando lo hayas practicado anteriormente.

Sin embargo, son pocos los los segundos que pasan para irse asentando en este nuevo papel.

Aquí la primera recomendación es que, antes de colocar a tu bebé en el cambiador, primero acerca junto a ti todo lo que vas a necesitar como: un pañal (ya listo para colocarlo, esto es desdoblarlo previamente), las toallitas con las que limpiarás la zona así como un contenedor para colocar la basura.

Ten también lista la crema para rozaduras y un trapo adicional para lo que se necesites.

Estos son básicos para un primer cambio. Conforme vayas realizando esta tarea notarás el mejor orden para hacerlo más eficientemente, así como los materiales necesarios para realizar esta importante tarea.

Y lo principal… pase lo pase, siempre mantén la calma y nunca dejes a tu bebé solo. De hecho busca mantener siempre una mano en su vientre y trabaja con la otra.

Los accidentes pasan en menos de un segundo y por muy recién nacido que este tu bebé se puede mover. Esto es aún más peligroso cuando tu bebé ya es más grande con movimientos más intensos.

Fuente: Soluciones para tratar la dermatitis del pañal

Si estás usando pañales desechables considera lo siguiente:

  • Con el pañal abierto previamente deslízalo debajo de tu bebé mientras levantas suavemente sus piernas tomándolo suavemente por sus tobillos. La parte posterior con las tiras adhesivas debe estar casi al mismo nivel que el ombligo de tu bebé.
  • Lleva la parte frontal del pañal hacia arriba entre las piernas de tu bebé y su estómago.
  • Lleva las tiras adhesivas alrededor y sujétalas cómodamente, no aprietes demasiado. Ten cuidado de no pegar la cinta en la piel de tu bebé.

Aquí hay algunos consejos adicionales para tener en cuenta:

  • La basura se debe vaciar con regularidad (aproximadamente una vez al día) si usas desechables. Esto previene un cubo de pañales apestoso y el crecimiento de bacterias.
  • Si encuentras alguna marca alrededor de las piernas y la cintura de tu bebé, significa que el pañal está demasiado apretado. Será momento de buscar la siguiente etapa.
  • Si se desarrolla una erupción en las aberturas del pañal alrededor de la pierna y la cintura de tu bebé, cambia la marca de pañal que estás usando. A veces los bebés se vuelven sensibles a ciertas marcas de pañales.
  • Si vas a cambiar el pañal a un niño, coloca el pene en una posición hacia abajo antes de sujetar el pañal. Esto ayudará a evitar que las fugas suban por encima de la cintura.
  • Dobla hacia abajo la cintura del pañal si el cordón umbilical de tu bebé aún no se ha caído para mantener esa área seca y libre. Continúa haciendo esto por unos días después de que se haya caído el cordón para prevenir la irritación.
  • Siempre lávate bien las manos antes y después de cambiar el pañal de tu bebé para prevenir la propagación de gérmenes.
  • En caso de que se presente una rozadura coloca inmediatamente pomada para rozaduras. 

Fuente Informativa: Dieta y Remedios del Día | Bebes y Más 

Fuentes Audiovisuales: Youtube